La importancia del lenguaje corporal: comunicarse sin palabras

Has pensado alguna vez, ¿qué dice tu lenguaje corporal cuando te estás comunicando? En muchas ocasiones no somos conscientes de todo lo que somos capaces de transmitir sin ni siquiera decir una sola palabra. Nuestro cuerpo, nuestros gestos, nuestras miradas nos delatan. Y aunque nuestra boca diga una cosa, todo lo que hacemos con nuestro lenguaje no verbal, puede contradecirnos.

Según diversos estudios, este tipo de lenguaje supone alrededor de un 80% del mensaje que transmitimos. Por ello es tan importante y hay que cuidarlo. En general, el lenguaje no verbal se procesa de una forma completamente inconsciente, es decir, sin que seamos capaces de darnos cuenta de que lo estamos haciendo.

Todos hemos visto alguna vez que alguien estaba fingiendo su alegría o su pena. ¿Por qué? Quizá ha sido algún gesto fugaz, o algo tan evidente como estar cruzado de brazos mientras dice que “se muere de emoción”. Y que eso sea cierto manteniendo esa postura corporal, es imposible.

Es importantísimo cuidar esta forma de lenguaje en una entrevista de trabajo, porque puede ser determinante a la hora de que te seleccionen para el puesto. Tienes que mantener una postura adecuada, es decir, no cruces los brazos, agaches la cabeza, eches los hombros hacia delante… Escoge una que denote tranquilidad y seguridad en ti mismo. También gestos más involuntarios como frotarse de forma exagerada las manos, mover continuamente el pie o rascarte la cabeza, pueden ser síntomas de inseguridad y nerviosismo.

Además, saber interpretar y leer el lenguaje corporal puede ayudarte cuando tratas con personas en tu puesto de trabajo, ya que te facilitará entender el estado de ánimo, acuerdo, miedo o negación de un cliente.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir el chat